Contigo es todo

Contigo es todo.
Algún día entenderás que no necesito mucho. Entenderás también que no hace falta que me digas lo que somos; cada vez que nos besamos lo somos todo.
Que no quiero que me preguntes cómo estoy, pero si que dónde me gustaría estar. La respuesta es sencilla : en tus brazos, ya lo sabes.
Y cuando me mires a los ojos, entenderás que no me pasa nada, me pasas siempre tú. Y no tengo nada más que decir.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Si volviera a nacer.

Solo te lo escribo

Te quiero mirar