viernes, 15 de junio de 2018

Errores.

Siempre cometo el error de sorprender, de intentar que nada sea normal, que no sea lo que te esperas. De decir esa frase que te encanta, cuando imaginabas que diría otra distinta. De arriesgarme, sin temer un "no". De hacer las cosas sin esperar nada a cambio. De fijarme como brillan tus ojos al escucharme hablar. Esas cosas en las que no se fija nadie. Yo si.
Y no sé si me va bien o mal, seguramente mal, pero no quiero cambiarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

En el amor no se elige

Lo que mucha gente llama amar consiste en elegir a una mujer y casarse con ella. La eligen, te lo juro, los he visto. Como si se pudiese ele...